Clases de Relajación Profunda

pagina interior clases restaurativas

 

 

 

LA IMPORTANCIA DE APRENDER A RELAJARSE

Los nervios acarrean bioenergía que es nuestro combustible; la fuerza vital que nos sostiene y anima.  Una buena reserva de bioenergía nos permite experimentar la vida de manera calma y nos torna resistentes ante eventos estresantes.

El ritmo y exigencias de la vida moderna, el exceso de pensamiento intelectual y la falta de tiempo para el descanso devoran nuestras reservas, lo cual conduce a la enfermedad del cuerpo y mente. De ahí la importancia de incluir en nuestra práctica regular secuencias recuperativas que nos ayuden a desbloquear los espacios del cuerpo que albergan verdaderos reservorios de bioenergía.

El objetivo de esta clase es calmar y equilibrar el sistema nervioso, el cual al final de una semana de múltiples actividades se encuentra agitado.
Con la ayuda de implementos, se pueden realizar posturas que desbloquean ciertas zonas del cuerpo, cuando son mantenidas por largo tiempo, estas secuencias estimulan la respuesta de relajación del sistema nervioso parasimpático a través del cual la musculatura se relaja, se estimula el sistema glandular, el pulso y la presión arterial descienden y experimentamos un estado de profunda relajación que nos permite sentir renovados.